lunes, 15 de noviembre de 2010

Todo ese dolor no había conseguido hacerme más fuerte. Muy por el contrario, me sentía tremendamente frágil, como si a la más mínima palabra, o al más pequeño de los roces, yo me cayera hecha pedazos...



2 comentarios:

  1. Pero con el tiempo verás que sí qe te ha hecho más fuerte.

    muaaack!=)

    ResponderEliminar